El tiempo - Tutiempo.net

A una semana de denunciado, aún no hay novedades del robo en el campo de Chacharramendi

Compartir
Twittear
Compartir

La Fiscalía de General Acha a través de la Dra. Virginia Antón continúa con diversas diligencias, aunque sin encontrar hasta el momento pistas firmes que den con el o los ladrones de los $6,5 millones de pesos.  

Pese a una serie de pericias ordenadas por la Fiscalía de General Acha, realizadas de manera conjunta con las unidades regionales tres y cuatro de la Policía de La Pampa; a una semana de denunciado no existen datos concluyentes para dilucidar el millonario robo cometido en el predio rural «El Negro», ubicado en la zona de Chacharramendi.

A horas de la tarde de este lunes, quien encabeza la investigación en representación del MPF, la Dra. Virginia Antón, informó a este medio que «seguimos realizando distintas diligencias, pero no hemos tenido ninguna novedad».

Se sabe que la fiscalía ha ordenado allanamientos en General Acha, y un sinnúmero de pericias en el predio rural en el que se produjo el robo.

Incluso, el viernes pasado se visitó un campo cercano, en donde habían estado trabajando dos sospechosos. Desde informaciones extraoficiales se menciona que serían las personas en cuyo domicilio se llevaron a cabo los allanamientos mencionados.

También, desde fuentes informales, se supo que los investigadores no pudieron encontrar los calzados que coincidieran con las huellas levantadas en el campo robado, pero si una bolsa de similares características a la que contenía el dinero que fue sustraído, una suma aproximada de 6 millones de pesos y 3000 dólares.

Recordamos que el hecho delictivo se cometió el último fin de semana largo, en donde, aprovechando esa circunstancia y la ventana de tiempo que otorgaba la ausencia de los moradores, los delincuentes habrían forzado una puerta y accedido a una dependencia en donde estaba el dinero.

Los propietarios habrían detectado el faltante recién el lunes 20, momento en el cual hicieron la denuncia de manera inmediata.

Los investigadores sospechan de la existencia de datos firmes, que facilitaron el accionar de los ladrones, conociendo de antemano la escena y actuando con total tranquilidad.

Es más, en el lugar no había huellas de rodados. Los malvivientes transitaron a pie una distancia aproximada de siete kilómetros hasta llegar al casco del campo.

FUENTE:TELEGA.

Facebook
Twitter
WhatsApp

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: